You are here

Una investigación analiza cual es la silvicultura que logra mejores pinos en Galicia

Lourizán, 13 de junio de 2016
29 June, 2016
El Centro de Investigación Forestal (CIF) de Lourizán, en colaboración con la empresa Finsa, inicia ensayos para comparar el resultado de distintas formas de preparación del terreno, de diferentes abonados y de la variación de las densidades de plantación en el pino del país (‘Pinus pinaster Ait.’)

Lourizán, 13 de junio de 2016.- El camino para avanzar en la obtención de madera de pino de calidad pasa por la mejora genética de las plantas y por perfeccionar sus técnicas de cultivo. La línea de mejora genética del Pinus pinaster ya se está consolidando en Galicia de la mano de tres huertos semilleros de material controlado, ubicados en Cedeira (A Coruña), Gomesende (Ourense) y As Neves (Pontevedra). Ahora resta comprobar en campo cuál es la técnica de cultivo más apropiada para sacar el máximo potencial de las mejores semillas. Con ese objetivo, el CIF de Lourizán (Pontevedra) y la empresa maderera Finsa llegaron a un acuerdo para iniciar ensayos con los que comparar el resultado de distintos formas de preparación del terreo, de diferentes abonados y de la variación de las densidades de plantación. Además, también se reserva una parte del ensayo con una finalidad demostrativa, de cara a comparar las plantas fruto de la mejora genética (material controlado) frente a las convencionales (material identificado), que sólo tienen reconocimiento de lugar de origen.

Parcelas en Frades y Negreira. Finsa ya puso a disposición del provecto dos parcelas en Frades y Negreira (A Coruña), así como el trabajo de su brigada forestal para la ejecución de las labores de campo; en tanto Lourizán se encarga del suministro de plantas de alta genética, obtenidas a partir de sus huertos semilleros, y del trabajo científico de diseño y evaluación de los diferentes ensayos. “Con los ensayos buscamos también parcelas demostrativas en las que mostrar el resultado de una planta de buena genética con una buena silvicultura” (Enrique Martínez). Los ensayos comenzaron esta primavera en las alrededor de 4 hectáreas que suman las parcelas de Frades y Negreira y en los próximos ejercicios se prevé ampliar las pruebas y otras localizaciones gallegas de distinta climatología. “Se trata de ensayos de gran importancia científica que permitirán definir la silvicultura más idónea para pies de alta productividad y calidad” – valora el director del CIF de Lourizán, Enrique Martínez Chamorro-. “A mayores, también se busca establecer parcelas demostrativas que permitan ver en el monte los resultados de usar una planta de buena genética y de aplicarle una correcta silvicultura”.

Preparación del terreno y abono inicial. La investigación evalúa principalmente tres parámetros: preparación del terreno, fertilización inicial y densidad. En primer lugar, se están haciendo pruebas de distintos formas de preparación del terreno, bien con un subsolado sólo en línea de plantación, bien con un subsolado cruzado, bien con la realización de agujeros sin un pase previo del ripper. Otro de los parámetros a analizar es la fertilización inicial de la plantación. Se realizaron todas las posibles combinaciones con 0, 20, 40 o 60 gramos de nitrógeno, fósforo y potasio; dando como resultado 64 tratamientos diferentes. A partir de los ensayos de fertilización del primer anño se concretarán las aplicaciones que fueron más efectivas y se definirán nuevos ensayos para evaluar el resultado de abonados del segundo año.

Densidades. La tercera cuestión que se está comparando es la densidad del cultivo, con cuatro marcos de plantación que oscilan entre 4×3 metros y 4×1,5 metros. Entre cada hilera de pinos se deja siempre un espacio de 4 metros, con el fin de facilitar el paso y trabajo de la maquinaria forestal, en tanto que la separación de plantas en cada hilera se modifica para valorar la más adecuada. Loss distintos marcos de plantación dan como resultado densidades de entre 833 y 1.667 plantas por hectárea. “Con pinos de buena genética, como son éstos, lo lógico es ir hacia densidades menores de cultivo que permitan aprovechar el potencial de la planta”, valora Enrique Martínez Chamorro. Los ensayos sobre preparación del terreo, fertilización inicial y densidad se están haciendo con una misma familia patrón de pinos con el fin de garantizar un comportamiento homogéneo de las plantas. Además dentro de cada parcela se hacen cuatro repeticiones para confirmar la validez de los resultados. “Nuestro trabajo se enfoca en evaluar tratamientos silvícolas para el pino mejorado en Galicia” (Esteban Gómez). El CIF de Lourizán valorará los resultados tanto desde una perspectiva técnica como económica, de cara a definir los tratamientos que más rendibilidad aportan. “Con anterioridad ya se evaluaron diferentes tratamientos silvícolas, sobre todo es abundante la bibliografía sobre fertilización forestal. Sin embargo, nuestro trabajo aporta novedades como son, por ejemplo, que posee un enfoque integral, específico para el pino mejorado en Galicia y centrado en plantaciones de alta productividad y de madera de calidad”, precisa el investigador Esteban Gómez García, responsable del proyecto.

Plan de Innovación e Mellora Forestal de Galicia. Los proyectos de mejora genética y silvícola del pino se enmarcan en el Plan de Innovación e Mellora Forestal de Galicia 2010-2020, impulsado en la época en que Gabriel Toval dirigía el CIF de Lourizán. Desde el Centro quieren reconocer ese trabajo previo, así como la implicación de Finsa en la investigación sobre la mejora silvícola del pino, un proyecto que, en definitiva, redundará en la mejora de la posición competitiva de Galicia en el mercado de la madera.

http://www.campogalego.com/forestal/unha-investigacion-analiza-cal-e-a-silvicultura-que-logra-mellores-pineiros-en-galicia/