Vostede está aquí

Medio Rural y la Fundación Juana de Vega colaboran en la mejora genética del roble gallego

Medio Rural y la Fundación Juana de Vega colaboran en la mejora genética del roble gallego
14 Xuño, 2017
Expertos del Centro de Investigación Forestal de Lourizán y de la Fundación se reunieron para hacer un seguimiento de su proyecto en común, que ya está dando sus frutos.

La Consellería de Medio Rural y la Fundación Juana de Vega colaboran en un proyecto de investigación para la mejora genética del roble gallego. Se trata, por un lado, de fomentar la puesta en valor y mejora de la especie y, por otra parte, de promover el uso y aprovechamiento del roble en nuestra comunidad, a través del incremento de planta certificada. El Centro de Investigación Forestal de Lourizán, que depende de Medio Rural, acogió una reunión de trabajo para hacer un seguimiento de este proyecto en común, denominado “Implantación de espacios selectos mejorados de roble –Quercus robur– en terrenos de titularidad de la comunidad autónoma de Galicia”.

La iniciativa se plasmó en un convenio de colaboración suscrito entre la Consellería y dicha Fundación en marzo de 2015 y que ya está dando sus frutos. Así, según constataron los expertos reunidos en Lourizán, en estos momentos la planta de 18 meses se está desarrollando la raíz desnuda. Además, en el marco del proyecto, tras la selección y recogida de bellotas en los espacios selectos de roble de Galicia, se realizó la siembra en dos viveros colaboradores, Viveros Costa de Lóngaras (en la localidad luguesa de Abadín) y Centro Forestal Rías Baixas (en la pontevedresa de Vilaboa).

En el futuro la iniciativa investigadora continuará con la instalación de varios espacios selectos de titularidad pública en el año 2018, que constituirán una auténtica reserva genética de roble en nuestra geografía. De hecho, uno de los objetivos que se persigue es mantener la diversidad del Quercus robur en Galicia creando plantaciones con mayor variedad y juntando materiales genéticos de diferentes orígenes geográficos dentro de la misma zona climática.

Se busca también mejorar las características forestales del roble (crecimiento, calidad de la madera, resistencia) y, hacia el futuro, incentivar, mediante la creación de una oferta privada por parte de viveros de la comunidad, la formación de material vegetal que permita plantar estos árboles en terrenos privados o en intervenciones públicas en parques y jardines urbanos y periurbanos.